Miembros de la comunidad de Highland Park levantan inquietudes sobre la contaminación del suelo en York Park

6
Entrada a York Park, un parque comunitario en York Boulevard, en Los Ángeles, CA. 28 Sept. 2020. Dominic Massimino/The Occidental.

Read in English here

Traducido por Jessica Borovoy ’24 

Hoy en día, la esquina entre York Boulevard y N Avenue 50 es un parque de juegos infantiles, pero en los 1980s era una gasolinera de Shell, según un documento escrito por el Comité de Sustentabilidad de Highland Park Neighborhood Council (HPNC). Desalojado tras derrames de gasolina en los 1980s y 90s, el terreno baldío se convirtió en York Park más tarde. Recientemente, residentes de Highland Park han levantado inquietudes acerca de la seguridad de la tierra del parque. Construido en 2015, el parque fue sitio de dos distintos derrames de gasolina en 1981 y en 1992. Se estima que el primer derrame fue causado por una tubería de gasolina rota, la cual liberó aproximadamente 800 galones de gasolina. Si bien, actualmente, la reapertura del sitio es considerada segura por El Consejo de Calidad de Agua Regional de Los Ángeles (LA Regional Water Quality Control Board, por su nombre en inglés), algunos miembros de la comunidad siguen preocupados de que tal vez hayan rastros de gasolina en la tierra.

Mando Medina, residente de Highland Park y uno de los creadores de la cuenta de Instagram @highland_park_nela, dijo que él quiere que los nuevos miembros de la comunidad sepan sobre la historia del terreno sobre el cual el parque está construido.

“Si eres nuevo aquí y estás llevando a tus hijos a aquel parque, necesitas saber que ha estado desocupado por 15-20 años porque estaba tan contaminado que la ciudad declaró que no se puede construir en ese sitio”, dijo Medina.

De acuerdo con el documento del HPNC, el derrame original de 1981 causó niveles dañinos de gasolina en la tierra, con una concentración total de hidrocarburos recuperables de petróleo (TRPH por sus siglas en inglés) 100 veces mayor a los niveles recomendables de la tierra, y 31 veces la cantidad segura de gasolina/diésel. Después del derrame de 1992, muestras de agua subterránea revelaron cantidades de TRPH más de 200 veces sobre el nivel recomendado para áreas residenciales, así como una concentración de gasolina 600 veces lo que es considerado seguro para seres humanos. TRHP e Hidrocarburos Totales de Petróleo (THP por sus siglas en inglés) son términos genéricos utilizados para referirse a una combinación de químicos compuestos por hidrógeno y carbono, que se encuentran presentes en petróleo crudo y refinado. Según un perfil hecho por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés), la exposición humana a THP puede afectar el sistema nervioso central, y potencialmente afectar la sangre, el sistema inmune, el hígado, el bazo, los riñones, los pulmones y para personas embarazadas, a fetos en desarrollo. El mismo perfil señaló que el HHS determinó que el benceno, otro químico presente en la tierra después del derrame de 1992, provoca cáncer en los humanos, y la exposición prolongada a altos niveles de benceno en el aire puede causar leucemia. Toda la información y hallazgos sobre la historia de la contaminación en el terreno de York Park se puede encontrar en documentos reunidos por el Comité de Sustentabilidad de HPNC. Hoy en día, después de décadas de remediación y análisis, el sitio ahora cumple con los estándares para reapertura, según El Consejo de Calidad de Agua Regional de Los Ángeles.

En una reunión del consejo de la comunidad el 7 de octubre, Emily Spokes, la jefa del Comité de Sustentabilidad de HPNC, dijó que el consejo ha llegado hasta donde ha podido en su empujón para obtener pruebas adicionales en el suelo del sitio, y dijo, en una presentación con el Consejo de Calidad de Agua Regional de Los Ángeles, que estaba convencida de la seguridad relativa del parque.

“Esta es una decisión difícil para mí personalmente porque creo firmemente que merecemos una evaluación del medio ambiente”, dijo Spokes. “El Consejo de Calidad de Agua Regional de Los Ángeles presentó como 20 o 30 años de evidencia de que ellos habían estado monitoreando este sitio por años y años y años. Ellos dijeron que cumple con las Políticas de Clausura por Bajo Riesgo del estado”.

Para que un sitio cumpla con los estándares de las Políticas de Clausura por Bajo Riesgo (LTCP por sus siglas en inglés), no debe representar una amenaza para aguas subterráneas cercanas y debe estar libre de contaminantes que arriesguen a seres humanos que se encuentren dentro del área. A partir de pruebas realizadas en 2011, todos los niveles de gasolina y diésel, al igual que niveles de TPH y benceno, permanecen indetectables, según informes realizados por Advanced Geoengineering Inc.

Después del derrame de 1992, los esfuerzos por garantizar la seguridad del terreno comenzaron en 1998, en los cuales 316 galones de líquidos nocivos fueron removidos de la tierra, según documentos reunidos por el Comité de Sustentabilidad de HPNC. Desde entonces, Advanced Geoengineering Inc., actualmente disuelto, removió 4,710 toneladas de tierra entre 2001 y 2009, y, durante ese mismo periodo de tiempo, comenzó a realizar revisiones trimestrales de aguas subterráneas por cualquier contaminación. Después de que el sitio fuese liberado de cualquier contaminante del agua y del suelo, York Park fue construido en 2014 como parte del Plan de Visión de York bajo la gubernatura del ex-concejal José Huizar, en el Distrito 14 de LA, quien ahora se encuentra bajo acusación federal por cargos de corrupción no relacionados a la construcción de York Park.

Esther Kim, nativa de Eagle Rock y actual residente de Highland Park, dijo que el parque es importante para la comunidad tanto como monumento y como punto de encuentro. Según Kim, los rumores acerca del parque no le molestan, y le gusta llevar a sus amigos de fuera del vecindario, al igual que a su hijo, al parque.

“Los locales le llaman parque venenoso… pero es agradable tener un punto de reunión. Se siente como una plaza, no oficial, de la ciudad”, dijo Kim. “Así que, no sé, yo soy una gran aficionada del parque venenoso”.

Algunos residentes de Highland Park aún sienten que es necesario realizar pruebas adicionales. Spokes y Medina dijeron que el HPNC realizó unas propias y encontró niveles inofensivos de diésel en las capas superficiales de la tierra. Medina dijo que este bajo nivel de diésel en las pruebas básicas, debería garantizar una perforación más profunda en la tierra para confirmar que no hay contaminación. Según Spokes, unos análisis adicionales podrían costar entre $10,000 y $20,000 dólares. Spokes dijo que ella preferiría más pruebas, pero que ella piensa que el Consejo de Calidad de Agua Regional de Los Ángeles ha sido meticuloso en sus análisis y en sus medidas de remediación. Según Spokes, el Comité de Sustentabilidad debería empezar a centrar sus esfuerzos en otro lado.

“El hecho de que podemos detectar cualquier cosa en la tierra es causa suficiente para desconfiar”, dijo Spokes. “[Sin embargo] me gustaría proponer que hemos llevado esto tan lejos como pensamos que podemos llevarlo sin la supervisión de un abogado ambiental, o alguien que sepa llevarlo hasta el final”.

Pete Brown, director de comunicaciones para Kevin de León, concejal del Distrito 14, dijo que todos los análisis han demostrado que cualquier contaminación en York Park está por debajo de los niveles que justificaría llevar a cabo una mitigación, y que las pruebas del sitio deberían hablar por sí mismas. Según Brown, en este momento no son necesarias pruebas adicionales en la tierra.

“El concejal respalda el hecho de que todos nuestros parques deberían estar seguros y protegidos, y la única manera de hacerlo es analizando la tierra, y nosotros basamos la seguridad de todas las propiedades en eso, todos los terrenos públicos”, dijo Brown. “Si hay algo que garantice, basado en los análisis, remediación, entonces no cabe duda que lo haremos”.

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!