California y el condado de LA suspenden el requisito de uso de mascarillas en interiores, negocios de NELA pivotan

36
El exterior de Society of the Spectacle en Eagle Rock, CA. Marzo 3, 2022. Alex Lin/The Occidental.

Read in English here

Traducido por Jessica Borovoy ’24 

Tras un anuncio del Departamento de Salud Pública en California (CDPH por sus siglas en inglés) el 28 de febrero, el Condado de LA ha disminuido la guía sobre mascarillas para individuos vacunados y no vacunados. A partir del 4 de marzo, el uso de mascarillas en interiores es muy recomendable, pero ya no es requerido. A partir del 11 de marzo, las mascarillas serán opcionales en colegios y guarderías infantiles; ciertos ambientes de alto riesgo, como el transporte público, seguirán requiriendo mascarillas en todo momento. Dos años desde el inicio de la pandemia, dado esta guía actualizada, los negocios de NELA se enfrentan a la decisión de continuar requiriendo mascarillas en interiores para sus empleados y clientes.

De acuerdo con Mark Ghaly, secretario de la Agencia de Salud y Servicios Humanos en California (CHHS por sus siglas en inglés), la guía atenuada de mascarillas se debe a que los casos de COVID-19 y las hospitalizaciones han disminuido significativamente en California.

“Los casos han disminuido significativamente, un 66%”, dijo Ghaly en una conferencia de prensa el 28 de febrero. “Estamos casi a la mitad de hospitalizaciones de las que estábamos hace dos semanas”.

Richard Loew, presidente del Consejo del Vecindario de Eagle Rock (ERNC por sus siglas en inglés), dijo que antes del 3 de Marzo el ERNC no se había discutido la guía actualizada en sus juntas, y hasta ahora tampoco han tomado una postura sobre el uso de mascarillas en interiores.

“Si marzo termina siendo un mes en el que seguimos viendo casos elevados de muertes, entonces tal vez el ERNC debe discutir este problema y tal vez presionar a Garcetti y otros líderes de la ciudad para hacer más de lo que el condado había requerido”, dijo Loew.

Alejandra Ramos, asociada de ventas en Do it Best Hardware en York Boulevard, dijo que todo el personal de la tienda está vacunado y que la tienda hará opcional el uso de mascarillas de hoy en adelante para el personal y la clientela.

“Es lo que funcione para todos, siempre y cuando seamos pacíficos al respecto”, dijo Ramos.

Amy O’Connell, dueña de Society of the Spectacle, una tienda de lentes en York, dijo que el personal continuará utilizando mascarillas, pero que los clientes pueden elegir si quieren ponerse la mascarilla.

“Para mí y nuestro negocio, nosotros seguiremos utilizando mascarillas solo por el hecho de cuán cerca llegamos a estar el uno del otro, [ayudando a la gente] a probarse lentes”, dijo O’Connell.

Vivian Ku, dueña de los restaurantes Joy en York y Pine & Crane, dijo a través de un correo electrónico que sus negocios están transicionando hacia políticas de COVID-19 más relajadas, ya que la tasa de pruebas positivas se encuentra debajo del uno por ciento en el condado de LA.

“Ya no estamos requiriendo que los clientes utilicen mascarillas en el edificio, pero todavía estamos solicitando prueba de vacunación para comer en el restaurante”, dijo Ku a través de correo electrónico. “Es probable que quitemos el requisito de prueba de vacunación como siguiente paso y finalmente vamos a retirarnos las mascarillas nosotros”.

Aún, algunas tiendas están eligiendo mantener el uso de mascarillas. Adriana Yugovich, co-propietaria de Pop-Hop Books & Print en York, dijo a través de un correo electrónico que tanto el personal como los clientes tienen que utilizar mascarilla, y que la gente que participe en eventos de Pop-Hop necesitará mostrar prueba de vacunación.

“Somos un espacio que centra a la comunidad, así que estamos priorizando a nuestros amigos y vecinos inmunodeficientes “, dijo Yugovich a través de correo electrónico.

Patricia Rigney, residente de Eagle Rock, dijo que ella piensa que la política del uso de mascarillas en interiores debe continuar para la salud de individuos que no pueden vacunarse aún, como niños muy pequeños.

“Nosotros no sabemos quién no está vacunado”, dijo Rigney. “Sabemos que las mascarillas funcionan bien. ¿Es realmente tan difícil usar mascarilla? No. Es por el bien común de la sociedad, para aquellos que no pueden vacunarse”.

Loew dijo que la gente tal vez se oponga a volver a usar mascarilla después de ésta guía relajada, si los casos de COVID-19 incrementan en el futuro.

“Yo pienso que ir hacia adelante y hacia atrás es mucho más complicado que decir ‘usaremos mascarillas todo el camino [de la pandemia]’”, dijo Loew. “Yo pienso que hemos sido prematuros [en levantar el mandato de mascarillas] personalmente, pero veremos qué sucede”.

Nicole Vick, profesora de salud pública en Occidental, dijo que ella piensa que la atenuada guía de mascarillas es un paso razonable hacia volver a tener un sentido de normalidad.

“Como una persona normal, probablemente seré mucho más cautelosa que los demás en cuanto a mascarillas– probablemente la utilice un poco más de tiempo”, dijo Vick. “Pero como una profesional de salud pública, doy por hecho que [los encargados de formular políticas] han sido extra precavidos, están viendo los datos, los casos y están tomando decisiones informadas en el siguiente paso”.