Desde College Hill a Fiji Hill: La historia de un punto de referencia amado de Occidental

63
Vistazo de las montañas cerca de Fiji Hill en Occidental College en Los Angeles, CA. 17 de Sept. , 2021. Em Balaghi/The Occidental

Read in English here

Traducido por Jackson Eddy ’22

Con una vista situada 300 pies encima de Eagle Rock, Fiji Hill ofrece una vista panorámica increíble de NELA y más allá. Con su paisaje árido, los Montañas de San Gabriel situado lejos al este y el perfil del centro de LA asomándose al oeste, la colina es un refujio metropolitano disfrutado por los estudiantes y los vecinos.

Originalmente referido a College Hill, promotor local de propiedades inmobilarias Godfrey Edwards regaló la tierra al Occidental College poco después de su adquisición del campus actual de Eagle Rock en el año 1910.

Presidente del Eagle Rock Valley Historical Society, Eric Warren ’69, dijo que College Hill eventualmente se refiere a Fiji Hill por la fraternidad Phi Gamma Delta, que fue interrumpido en 1969. Fiji fue un apodo común por este fraternidad.

Según el Director de Comunicaciones Jim Tranquada, las actividades regulares de la fraternidad causa que se nombraba la colina de ellos.

“Mi suposición mejor es que es una denominación de posguerra”, dijo Tranquada por email. “Aplicado legendariamente en honor de las fiestas con cervezas de fin de semana de Fiji en la colina”.

Persona soltera sentado en la cima de Fiji Hill y vistazo de las montañas en Occidental College en Los Angeles, CA. 17 de Sept., 2021 Em Balaghi/The Occidental

Como se describe en “Occidental College: A Centennial History, 1887-1987”, escrito por Andrew Rolle ’43 en 1986, Fiji Hill fue un centro de otras tradiciones a principios del siglo XX.

“Los estudiantes de primer año solían poner sus números de clase en la colina y defenderlos contra los de segundo año”, escribió Rolle. “Esta batalla, a veces peleada hasta una semana, finalmente fue limitada a una sóla noche. Si los números de clase de los estudiantes de primer año permanecían en la cima de la ladera a las nueve de la mañana siguiente, se declaraban victoriosos”.

Según su libro, miembros del ahora retirado Auto Club de Occidental conducieron sus coches de manera competitiva por Fiji Hill en lugar de las calles tranquiles de Eagle Rock.

“El campus resonó pronto con el rugido de los Fords, los Dodges, y los Stutz Bearcats, que aceleraban con humo sobre sus carreteras polvorientas”, escribió Rolle.

Aunque ya no es accesible en coche, Fiji Hill todavía continúa ser un lugar amado en campus por los estudiantes.

Isaak Ottmar (estudiante de tercer año) dijo que ha estado caminando constantemente por Fiji Hill desde su llegada al campus como estudiante de primer año.

“La primera vez que subí, fui con mi compañero de cuarto con el objetivo de tomar fotos en la noche y recuerdo llegar a la cima, mirando hacia la ciudad, y ver todas las luces”, dijo Ottmar. “Me hizo sentir como en casa en Oxy”.

Para Ottmar, Fiji Hill ayuda a distinguir Occidental desde los otros lugares por las vistas de la ciudad que provee.

“No conozco muchos otros lugares, cercanos o lejanos de la ciudad, con una vista tan bonita de un área urbana tan extensa y naturaleza que tecnicamente es en campus”, dijo Ottmar.

Persona caminando en la segunda colina de Fiji Hill, hacia la cima. 17 de Sept., 2021. Em Balaghi/The Occidental

Aunque Occidental es dueño de Fiji Hill, los miembros de la comunidad acceden a él con frecuencia a través de senderos separados que comienzan al lado opuesto del campus.

“En unas maneras, es una zona de transición entre la universidad y la comunidad de Eagle Rock”, dijo Warren.

Residente de Eagle Rock de tiempo largo Peter Aiello dijo que su pasión por el ciclismo de montaña causó que descubrir Fiji Hill.

“Muchas veces cuando te vuelves aventurero te pierdes un lugar y dices que voy por allá”, dijo Aiello. “No hay casas, está totalmente abierto así que fui a ver lo que hay encima de aquí”.

Aiello dijo que ya sea que traiga su bicicleta de montaña o su cámara, o simplemente esté intentando relajar, visitar Fiji Hill es una parte de su rutina semenal.

“Hay unos miembros de la comunidad frecuentes que he conocido desde hace años que vienen todas las noches cada vez que estoy aquí, así que es una comunidad pequeña que me gusta mucho”, dijo Aiello.